Jueves, 15 de Junio de 2017
Director de Relaciones Internacionales de la FAE destaca las "pequeñas –grandes" innovaciones en las Escuelas de Negocios

El economista y académico de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, doctor Francisco Castañeda, destaca la movilidad estudiantil como una forma de estimular las carreras profesionales de los estudiantes.

news_140_01

En una columna publicada por el diario El Mercurio, el director de la Unidad de Relaciones Internacionales de la FAE USACH, doctor Francisco Castañeda, escribió una columna en la que se refirió a las pequeñas-grandes innovaciones en las escuelas de negocios en Chile.

En este espacio, Castañeda indica que en las escuelas de negocios, la enseñanza de la innovación debe tener un enfoque sistémico, abarcando los principales tópicos (modelos de negocios y emprendimiento), pero, además, creando las condiciones de base para potenciar la adecuada integración de los alumnos en estas temáticas.

Desde el primer día de su entrada a la universidad, "les señalamos a los alumnos que el componente internacional es una parte relevante de su formación. Esto abarca la natural interacción con alumnos extranjeros, postular a movilidad estudiantil internacional (con recursos propios y/o becas) y que comprendan a cabalidad que la inmersión en el idioma inglés es esencial porque esto permeará positivamente sus actividades académicas en el pregrado. Pero que también a largo plazo estimulará sus carreras profesionales", indica el director de la Unidad de Relaciones Internacionales dela FAE.

Dado que en este segmento hay una alta competencia, existe una lógica secuencial para sostener y escalar esta base de apoyo. En general, agrega el economista, disponemos de una oferta variada y creciente decursos de inglés (transversales y en todos los niveles). Esto además ya está claramente inserto en los syllabus de los cursos, lo que va creando las condiciones futuras para intercambios en el extranjero.

"En la línea de complementar el capital cultural de nuestros alumnos, estamos además dictando cursos de alemán en la facultad. Toda esta apertura internacional como escuela de negocios posibilita un mayor número de alumnos extranjeros en las salas de clases, lo que se traduce, por ejemplo, que en los trabajos grupales de los cursos participen alumnos extranjeros y chilenos. Estas actividades académicas conjuntas poseen un enfoque aplicado (analizan empresas e industrias) y además estos trabajos aplicados deben ser escritos y expuestos en conjunto. Esto promueve el respeto a la diversidad y se genera un fuerte aprendizaje mutuo. Y lo que no es menor, incentiva la competitividad natural en los estudios, desarrollan habilidades de coordinación, reflexión crítica y comienzan a comprender más en la praxis las dinámicas de mercado", argumenta.

Para leer la columna completa, pinchar aquí.