Miércoles, 01 de Abril de 2015
Claudia Yévenes Reyes (2014)

01

Claudia Yévenes Reyes
Ingeniería Comercial en Administración
2° Semestre 2014
Universidad de la República, Uruguay.

Realizar un intercambio era todo un desafío para mí, abandonar la zona de confort, salir de la rutina, dejar a mi familia y amigos por un tiempo y experimentar cosas nuevas... Sin embargo ha sido una de las experiencias que más ha marcado mi vida. Mas que un intercambio de estudio ha sido un intercambio de hábitos y de mentalidad.

Una de las motivaciones para realizar este intercambio era poner en práctica y a prueba todo lo que he aprendido, todo lo que Dios me ha entregado, lo que mi familia me ha enseñado y lo que la universidad ha aportado en mi formación, y sin duda estoy muy orgullosa de los resultados.

En el ámbito académico, puedo decir que las herramientas entregadas por mi universidad y por mis profesores han sido completamente suficientes para ser un alumno y profesional competitivo, que puede destacarse con un sello único. Este semestre de intercambio, fué mi último semestre por cursar, y pude ver que quizás uno no valora lo que tiene hasta que puede ver otras realidades y logra apreciar todas las herramientas, y en general, el nivel de excelencia que entrega la Universidad de Santiago, y en ese sentido me siento orgullosa de pertenecer a la gama de egresados de esta Universidad.

Aún recuerdo cuando participé en el proceso de acreditación de la Carrera y uno de los puntos débiles que se mencionaba en ese entonces, era justamente la cantidad de intercambios que se realizaban, hoy se ha mejorado esta área sin duda.

Aunque el intercambio tiene razones académicas, es sólo una excusa para vivir experiencias inolvidables que marcarán tu vida personal; y en éste ámbito me siento demasiado feliz y llena de momentos mágicos que me acompañarán siempre. Conocí personas maravillosas, y si bien en los cursos que me inscribí sólo había un extranjero más, gracias a una compatriota que conocí en tierras uruguayas, que realizaba un intercambio por otra universidad pude conocer diferentes culturas. ¡Jamás olvidaré cuando en el mágico lugar llamado Cabo Polonio en Uruguay, estábamos cenando y entre todos hablaban más de cinco idiomas a la vez!

Cómo olvidar a mis amigas uruguayas con las que viví estos cinco meses, ¡estoy demasiado feliz de haberlas conocido, son las mejores, gracias chicas!

Finalmente, aunque uno tenga miedos y el panorama esté lleno de incertidumbre, Dios se encarga de ponerte en el lugar perfecto, conocer a las personas perfectas y en el tiempo perfecto, es sólo una cosa de creer que Él tiene el control, y vaya que sí, porque me llevó a vivir momentos perfectos que han marcado mi corazón. "Sin embargo, como está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.»" (1 Corintios 2:9 NVI)

Gracias a mis padres y a mi hermana, a mi familia, por apoyarme desde el primer momento... Sin ustedes no sería lo que soy hoy. Gracias a mis amigos que confiaron en mí y que se preocupaban de cada detalle...

Gracias a todas las gestiones realizadas por Verónica Godoy y Verónica Yáñez, y al aporte de la Universidad de la República y a la Asociación de Universidades Grupo Montevideo.

¡Gracias Uruguay por las mágicas experiencias! ¡Por tus hermosos lugares! ¡Por tu hermosa gente! Un pedazo de mi corazón se ha pintado celeste.

Gracias a Dios, por su fidelidad, por su amor, porque se encargó de que todo fuera perfecto.

La suma final: más historias que contar, nuevos amigos, ser más independiente, ser más fuerte, más confianza, más habilidades y competencias, cocinar rico y unos kilos de más... ¡Lo mejor está por venir!

"Extrañar es el precio que se paga por vivir momentos inolvidables"

Pd. A todos los indecisos, que por recursos o cualquiera sea el motivo que los limiten a realizar un intercambio, quiero decirles que existen oportunidades, y es hoy, solo tienen que arrebatarlas, no se arrepentirán.